Mery Muñoz tiene 24 años, vive en Barcelona pero es de Bilbao. Comenzó a patinar muy joven, aún en Bilbao, con sus mejores amigos que la introdujeron en este deporte urbano.

Entre esos compañeros se encontraban Aritz Ortega, Ganesh Rios, Mikel Arteaga e Imanol Merino, muchos de ellos reconocidos patinadores. Quedaban a diario en el skatepark de la ciudad y así, en buena compañía, pasándolo bien y progresando cada día, fueron creciendo juntos. Desde entonces han pasado 10 años y hoy se siente orgullosa de haberse hecho un hueco en el mundo Inline, de haber participado en muchas competiciones, nacionales e internacionales.

Gracias a sus patines ha viajado a muchos países y conoció gente de distintos lugares y culturas que de otra forma no hubiera conocido. “El Inline me ha ayudado a evolucionar hasta la persona que soy ahora”, refiere Mery y añade: “lo que más me gusta es esa adrenalina que genera la satisfacción de superarse y la felicidad al acabar el día cansada”. Siempre afronta los retos con positivismo y determinación para conseguirlos, pero para eso es necesario “tener claro lo que se quiere”, subraya. “Lo que te hace mejorar como patinador y persona, no es no caerse, sino aprender a levantarte de nuevo”.

A esta incansable rider le gusta motivar las chicas a patinar, para que sean cada vez más y mejores. Le encantaría que se les valorara y respetara como los chicos, que no existiera tanta desigualdad, ya que los premios en metálico para las chicas llegan a ser nulos en la mayoría de las competiciones. Por eso se alegra de representar a las chicas en cada evento, “demostrando que el nivel está alto y seguirá subiendo, pues más chicas vienen detrás de mí dispuestas a auto-superarse”.

Además de patinadora Mery es también editora de video, le encanta la fotografía y vídeo, para con sus imágenes y sonidos documentar los deportes Inline. Seguramente por eso este año le dieron el premio Action 2014, concedido para reconocer el esfuerzo y el trabajo de los filmers y riders de todas las categorías de los deportes extremos.

Es para nosotros un placer presentaros al nuevo BadToro del mes: Mery Muñoz, una patinadora con una fuerza infinita de superación que llegó a posicionarse en segundo lugar del Winterclash (Holanda, 2014), FISE (Montpellier, 2013) y del Ranking Mundial el año 2012. Desde BadToro le deseamos mucha la suerte para su carrera!

Un BadToro nunca tiene miedo a los desafíos. No siempre llega a sus objetivos, pero nunca se da por vencido y siempre lo vuelve a intentar. Un BadToro no tiene miedo a tratar de alcanzar esas metas que muchos otros encuentran imposibles. Para convertirse en el BadToro del mes hay que demostrar un coraje extraordinario, respeto y sinceridad, sobre todo para afrontarse a retos.

Agradecimientos: Inline BarcelonaExtreme