Léo Slemett – Ski Freestyle

Con 21 años Léo Slemett es estudiante de empresariales, instructor de esquí y esquiador profesional. Pero no un esquiador cualquiera, sino que lo suyo es el freeskiing (esquí libre). Nacido en Chamonix Mont-Blanc, una población que se encuentra a los pies de los Alpes, no es de extrañar que éste practique algún deporte relacionado con la montaña o y la nieve.

Léo aprendió a esquiar con tres años, y a los 12 ya practicaba esquí alpino. En seguida se dio cuenta que no era suficiente para él. “Encontré mucho más divertido realizar algunos saltos acrobáticos que esquiar por las pistas, así que de forma natural me pasé al freeski” – explica Léo.

Con 17 años ya dominaba perfectamente el esquí acrobático y el esquí libre, así que no tardó en decidirse a competir para esta última modalidad en la categoría junior. Esto le llevó a presentarse al Freeride World Qualifiers. Gracias a sus buenos resultados, el francés no tardó en acceder al Freeride World Tour, en donde se dan cita anualmente los mejores esquiadores y snowsurfers de manera individual. Finalmente Léo tuvo que volver a Qualifiers, pero lejos de desanimarse se proclamó ganador absoluto de dicha competición el invierno pasado. Así, su objetivo a corto plazo para este año es asegurar de nuevo su posición en el Freeride World Tour. Más adelante, Slemett pretende convertirse en campeón del mundo en freeski.

Slemett valora de su deporte “el espíritu y todas las posibilidades que ofrece para exprimirte a ti mismo. No siempre es fácil porque no existe ninguna federación, así que tienes que construirte toda tu carrera”. Por ello afronta los retos manteniendo la calma pero sin dejar de trabajar e intentarlo una y otra vez, siendo su único modo de avanzar en lo que realmente le apasiona. No obstante, también valora el tomarse un tiempo para él y disfruta esquiando con sus amigos.

Así que estamos orgullosos de anunciar a nuestro Badtoro del mes: Léo Slemett, bicampeón de la Nendaz Freeride y campeón en el ranking general de la Freeride World Qualifier de la temporada de invierno 2013/2014. Le deseamos todo lo mejor en su carrera. ¡Estaremos pendientes de tu nueva temporada!

Un Badtoro nunca tiene miedo a los desafíos. No siempre llega a sus objetivos, pero nunca se da por vencido y siempre lo vuelve a intentar. Un Badtoro no tiene miedo a tratar de alcanzar esas metas que muchos otros encuentran imposibles. Para convertirse en el Badtoro del mes hay que demostrar un coraje extraordinario, respeto y sinceridad, sobre todo para afrontarse a retos.

Fotos: Andrey Britanishskiy