Fin de semana complicado para el equipo de Racing Engineering debido a las penalizaciones aplicadas a ambos corredores que hicieron empezar la carrera en las posiciones 18 y 19 para Stefano y Lello respectivamente.

Lello no defraudó y, como siempre, hizo una gran arrancada colocándose decimotercero ya en la primera vuelta. El joven italiano salió en busca de adelantar posiciones y no dudó en la vuelta once a lanzarse por el interior del monoplaza de Russian Time para situarse undécimo. Cuando faltaban dos vueltas para el final, Lello consiguió adelantar a Sorensen para lograr la décima posición, y ya en la última vuelta pasó a Dilman para acabar la carrera en el noveno puesto.

En cuanto Stefano, tuvo un inicio de carrera que le ayudó a superar a De Jong e Izawa en la primera vuelta, y en la segunda vuelta conseguía adelantar a Cecotte pese a las dificultades que puso este piloto para que Stefano pudiera rebasarlo. Pero el problema iba a llegar para el piloto monegasco cuando tras adelantar Negrâo, su maniobra fue sancionada como “drive through” lo que lo enviaba directamente al puesto veintidós y sin ninguna opción de sumar puntos.

Pese a todo, Stefano no se rendía y en la vuelta 19 marcaba su vuelta rápida de la carrera con un tiempo de 1:33.149, mientras se acercaba con rapidez a Sato y Trummer, que rodaban cuatro segundos por delante. Sin embargo, en la vuelta 24 Stefano se dirigía a boxes para retirarse de la carrera, preocupado de que los daños en el coche, debido al toque inicial con Cecotto, acabasen por hacer peligroso seguir en competición.

En definitiva, ha sido un fin de semana decepcionante para todo el equipo de Racing Engineering y se marchan de Hungría sin conseguir ningún punto.

Thomas Couyotopoulo, Sporting Director of Racing Engineering: “Una buena carrera de Rafaelle hoy para terminar noveno después de haber salido el diecinueve, ha sido una muy buena remontada. Luchar a través del medio del pelotón no mostró nuestro real potencial pero Lello hizo algunas buenas maniobras de adelantamiento aunque acaba pagando este fin de semana el precio de los errores de ayer.”

Rafaele Marciello: “Tuve una buena salida hoy y pude adelantar como a cinco coches. Mis primeras vueltas fueron buenas también y logré pasar algunos más para situarme el 12. Hoy era difícil adelantar pero conseguí superar a Evans y Sorensen para terminar la carrera el noveno. En conjunto ha sido un mal fin de semana pero volveremos en Spa.”

Stefano Coletti: “Estaba claro que saliendo desde el puesto 18 no teníamos hoy una tarea fácil, especialmente aquí, en Hungría, donde es tan difícil adelantar. Hice todo lo posible pero tenía daños en el coche del toque con Cecotto y no pude llegar a la meta.”

Photo: Alastair Staley