Raymond Myrland es Piloto de coches de carrera y ha sido elegido BADTORO del mes. Entrevistamos a Raymond y descubrimos sus retos, valores, los obstáculos y triunfos que enfrenta un piloto profesional padre de familia.

Entrevistamos al Badtoro del Mes: Raymond Myrland

Raymond Myrland, una vida en las carreras

Raymond Myrland Badtoro del Mes

Además de dedicarse a los coches de carreras, Raymond es Director regional de su propia empresa, la cual es el mayor proveedor de materiales de construcción en Noruega. -“Poseemos alrededor de 30 almacenes y tenemos aproximadamente 200 tiendas de franquicia en todo el país”-, nos dijo Raymond. Tiene esposa y cuatro hijas, y un yerno que acaba de comenzar a competir en motos. Dos de sus hijas también conducen motocicletas de competición:

somos una familia verdaderamente apasionada por el motor. No tengo pasatiempos además de mis tres motocicletas y el Porsche de carreras. Paso mucho tiempo con mi familia y amigos, y entreno regularmente.

¿A qué edad has conducido tu primer coche? ¿Cuál coche ha sido el afortunado?

Sí, lo recuerdo muy bien. Tenía seis años y vivíamos en una granja, así que había mucho espacio, y mi padre, que también estaba muy interesado en el automovilismo, me explicó cómo conducir un coche y me dejó intentarlo. El auto era un Austin Mini

¿Cuánto tiempo has estado corriendo en coche?

Actitud Badtoro en el circuito

He estado corriendo “intermitentemente” tanto en coches como en motocicletas durante los últimos 30 años, pero siempre a nivel amateur. Los últimos tres años he estado compitiendo en la serie Porsche 944 Cup.

Si tuvieses que cambiar de profesión ¿Cuál crees que sería tu nueva profesión?

Algo en medios. Comentarista de televisión para el automovilismo tal vez

Dinos un lugar, el primero que se te viene en mente

Mallorca

¿Haces ejercicio o algún deporte extra?

Sí, ejercito mucho en mis dos bicicletas. Ambas de carretera y MTB. A lo largo de los años, he participado en varias carreras de BTT y trato de ir a la oficina en bicicleta al menos dos veces a la semana, intento hacer como mínimo 32 km.

¿Tienes algún deportista que te inspira o sigues?

Valentino Rossi y Usain Bolt

¿Cuál es tu deporte favorito?

Fuera de las carreras de coches, me gusta las MotoGP; me gusta observar las increíbles habilidades de los mejores pilotos del mundo ¡Son extremadamente rápidos!, y me parece un deporte muy divertido.

Cuéntame un poco sobre ti (a nivel profesional)

Soy un “adicto al trabajo”, y siempre estoy buscando mejorar lo que hago. “Todo lo bueno se puede hacer mejor”. Mi cita favorita es del gran piloto de carreras y empresario, Mario Andretti, que dijo; “Si todo parece estar bajo control, no vas lo suficientemente rápido”.
Y, hago mi mejor esfuerzo para implementar eso en mi trabajo, y mi vida. Si no nos desafiamos un poco, y todo está muy cómodo, entonces creo que dejaremos de mejorar. En mi profesión como líder, también debo desafiar a los empleados para que sean responsables, piensen por sí mismos y tomen buenas decisiones. De hecho, mucho de lo que es importante en la vida es tomar buenas decisiones. Al igual que en las carreras.

¿Cómo ha sido el comienzo de tu carrera?

Acababa de cumplir 18 años y pedí prestada a un amigo una 1000cc Kawasaki Z1. Era mi primera vez en una “bicicleta grande” y tuvimos una carrera callejera desde mi ciudad natal a otra pequeña ciudad a solo 8 km de distancia. Fué una locura, pero llegué 20 segundos antes que ninguno.
Comprendí entonces que tenía algún tipo de talento, pero no hice nada al respecto. Años más tarde, un amigo me preguntó si podía ser piloto invitado en una carrera amateur de tres horas, con autos de carrera de la serie 3 de BMW. Dentro de todos los pilotos, tuve el cuarto mejor tiempo de vuelta, y de nuevo entendí que quizás sí que tenía talento.

¿A qué edad fue tu primer carrera?

Creo tenía 24 años.

¿Porqué has empezado a competir en coche? (Cómo se te ha ocurrido que podía ser tu pasión)

Siempre me ha gustado el automovilismo, y desde que tengo memoria quería ser piloto de carreras, pero no tenía una pista de carreras cerca ni tampoco el dinero, ni para el automóvil, ni para la motocicleta. Desafortunadamente, comencé a competir tarde.
Después de la primera aparición como “piloto invitado” empecé a ahorrar dinero para comprar una motocicleta de carreras, pero me tomó un tiempo y cuando finalmente lo conseguí, solo podía permitirme participar en las sesiones de entrenamiento.

¿Cómo ejercitas la mente para lograr las metas propuestas?

Raymond junto a su Porsche 944

Hace unos años compré un par de zapatillas de ciclismo, y en los zapatos, está impreso con pequeñas letras blancas: “SIEMPRE CONDUCE; NUNCA SIGAS “
Lo he copiado en mi mente y lo pienso todo el tiempo.
Antes de las carreras, repito tres cosas para mí:
1. Tengo un poder, nunca me rindo
2. Paciencia
3. Siempre lidera, nunca sigue

¿Tienes algún ritual antes de comenzar la carrera?

Cuando esto ya atado me recuesto, cierro los ojos, imagino la pista y los “breakpoint”, y repito mis tres oraciones una y otra vez.

¿Llevas algún tipo de dieta especial? ¿Qué comes el día antes de la competición?

No tengo una dieta especial, pero hago mi mejor esfuerzo para evitar el exceso de azúcar. Cuatro horas antes de la carrera, bebo agua, como un desayuno saludable; y dos horas antes de la carrera, como un bocadillo pequeño y un plátano u otra fruta.

¿Podrías contarnos una anécdota divertida durante las carreras? Esa que te hacen reír mucho cada vez que la recuerdas

Uno de mis principales competidores en la serie se llama Dan. Es un piloto fantástico y rara vez comete errores, pero el año pasado en una carrera en Suecia, conducimos con un grupo de coches mucho más rápidos. Cerca del final de la carrera fuimos emboscados por el coche principal. Le di espacio, lo dejé pasar y vi que Dan hacía lo mismo, pero por un segundo pensó que yo era uno de los coches más rápidos, incluso estando durante toda la carrera a solo unos metros detrás de él. Por lo tanto, me dejó pasar, no olvido la expresión de su rostro cuando miró a la derecha y me miró directamente a los ojos. La incredulidad, la sorpresa y el reconocimiento de su error terminaron en palabrotas, y aunque estaba en un ruidoso auto de carreras, sentí que oía cada palabra y comencé a reír a carcajadas dentro de mi casco. Sigo sonriendo cuando lo pienso.
Gané la carrera, Dan en segundo puesto.

¿Has tenido una mala experiencia durante tus años de piloto?

He tenido muchos accidentes y he aprendido de la mayoría de ellos, pero en agosto de 2014, tuve un accidente grave que podría haber sido letal. Me estrellé contra la barrera, iba a más de 170 km / h.
El lado izquierdo de mi cuerpo ha estado paralizado durante tres meses.  Gracias a muy buenos cirujanos, neurólogos y fisioterapeutas ahora sigo vivo y puedo competir. Ellos son las principales razones por las que aún puedo seguir mi carrera de piloto.
Aprendí que si en las carreras te desenfocas medio segundo puedes perder la vida.

¿Cómo gestionas los nervios previo a un evento importante? ¿Crees en la importancia de mind-fullness o la meditación?

La plenitud de la mente sí, la meditación no tanto. Creo que es importante sentir los nervios, analizarlos para mantener la concentración, y sentir que el cuerpo y la mente se preparan para cada momento de tensión.

¿Cuál crees que ha sido el triunfo más importante y porqué?

Momento Badtoro con #BADFRIENDSRACING

No he tenido tantos, pero creo que siempre el próximo será mejor.
De hecho, el triunfo que más aprecio es la primer carrera después de mi accidente en 2014. 13 meses después, en septiembre de 2015, volví a la bicicleta, y pude acabar con el miedo, vencer los nervios y volver a sentarme. Para mí, ese es uno de mis mayores triunfos.

Describe el momento que has alzado la vista y has visto en la pantalla que has ganado

La sensación de ver la bandera a cuadros, y saber que todo lo demás queda atrás, es un sentimiento muy difícil de describir. Alegría instantánea, gran sonrisa, sensación de tintineo que recorre el cuerpo, audiencia y competidores saludando sabiendo que el primer puesto en el podio es mío, es un sentimiento sensacional.

Háblanos un poco de los demás equipos ¿Se crea un vínculo de amistad o es más un ambiente competitivo al que te enfrentas?

En la Porsche 944 Cup somos muy buenos amigos. Nos ayudamos unos a otros, pedimos y recibimos consejos de otros pilotos y equipos, e incluso pedimos prestados partes si es necesario. A menudo conducimos hacia y desde las pistas juntos, y la noche anterior a las carreras organizamos un encuentro. Cuando nos reunimos con otros equipos compartimos historias y buena comida, el ambiente es bueno y calmo.

¿Porqué has elegido a BADTORO como compañero de tus competiciones?

La mirada de Badtoro me obliga a dar lo mejor de mí en carrera

Porque me gusta lo que significa BADTORO, nunca te rindas. Me recuerda a mi propia vida. No siempre he tenido éxito y Badtoro nunca se da por vencido. Me gusta el diseño, y es genial tener los ojos del toro mirándome en el espejo durante la práctica y las carreras. Él cuelga de la jaula antivuelco dentro del auto y me protege.

¿Si tuvieses que elegir entre BADTORO o BADELK cuál sería tu opción?

BADTORO, me recuerda más a mí mismo.
Tenemos tres autos en nuestro equipo #BADFRIENDSRACING, y los autos han sido decorados con BADELK, BADBULLDOG y BADTORO en el capó.

¿Podrías decirnos alguna frase que te identifica?

Tengo un poder, nunca me doy por vencido (Batman)

Si tuvieses que dar un consejo a un deportista o las personas que luchan por alcanzar un objetivo: ¿Qué le dirías?

Incluso si fallas, incluso si las cosas parecen estar mal o el cambio parece que nunca llegará, sigue así, sigue luchando, quédate ahí, nunca te rindas.

Dinos una palabra positiva con la primer letra de tu nombre

¡Respeto!

Si fueses una mal amigo ¿Qué consejo le darías?

#BADFRIENDSRACING

Honestidad

¿Cuáles son tus proyectos para el próximo año?

Seguir mejorando el coche e ir por la victoria en una o ambas series: Nacional y Escandinavo.

Puedes decirnos un sueño que tengas (no hace falta que sea de tu profesión, más bien un sueño personal)

Por una vez en mi vida probar conducir un coche de F1.

¿Podrías cerrar la entrevista a toda máquina?

… Aceleración máxima, deslizamiento trasero un poco, enfoque … tercera marcha, no te centres en el automóvil que está a un metro detrás. Punto de interrupción, aprieta los frenos, gira, las llantas delanteras “hablan” mientras luchan por agarre, cambio brusco bajo frenada, bloqueo opuesto al salir y aceleración máxima, respirar … respirar … enfocar, tercera marcha, enfocar, (hace mucho calor aquí) enfoque, no pienses, céntrate. Cuarta marcha, la curva ciega de alta velocidad a la izquierda se acerca rápido, enfoque … (sh … ¿por qué sigue allí dos metros atrás? … ENFOQUE … frenar el pie izquierdo, girar, aceleración total, latidos del corazón y todo lo que oigo es el sonido del silencio. El motor grita, la caja de cambios grita, el sudor gotea y lo único que escucho es el corazón palpitando dentro del casco, el auto y yo somos uno, apuntamos a los bordillos, “BRUUUM!” cuando piso bordillo, perfecto, cambio descendente, siguiente a la derecha, salir a fondo con derrapaje  apuntando a la salida de la curva y ahí está la bandera a cuadros, el foco, no se acaba, el foco, el coche número 94 ya no está detrás, acaba de salir del rebufo y gana, ahí está la línea, el limitador de revoluciones avisa, cuarta, gas a fondo, la bandera se mueve hacia arriba y hacia abajo, ese auto blanco número 94 está a mi derecha, casi al costado, pero … Sí, sí, golpeando el aire, gritando dentro del casco, lo hice.

Raymond Myrland
BADTORO del mes